29.10.08

Adiós

Fin de semana espantoso.
Rarísimo.
Me duele la cabeza tanto que realmente quisiera arrancármela o algo. O ponerle OFF al cerebro. Porque me duele por exceso de uso del sistema límbico ( el de las emociones y sentimientos y eso)

Yo tenía 3 abuelas.
La mamá de mi papá ( Maru, que está ahi en Guadalajara), la mamá de mi mamá ( Tiniux que aquí anda) y La Abuela ( Chayito, la abuela de Paty, que ahora ya no está aquí. )
No entendí qué pasó. Hablé con ella todavía el lunes pasado, y sí, estaba un poco malita, pero no para que el sábado se apagara. Yo digo.
Me fui el lunes a Saltillo , el avión horrible, el velorio, las misas, todos de negro, Paty llore y llore, las hermanas también y el papá igual. Todos. Yo sólo lloré acá en la casa, sola, como siempre. No puedo llorar enfrente de la gente. No me sale. Pero la verdad es que aunque solo fue mi " abuela" 7 años, la quiero ( quise?) mucho. Me enseñó ( y yo creo que a todos) cómo debe ser vivir 90 años y seguir siendo muy feliz. Eso aprendí yo...
Y el sacerdote en la misa ( hacía como años que no iba yo a misa) dijo que morirse era como dar la vuelta en la esquina de una calle por la que todos vamos caminando, y finalmente, todos daremos la vuelta un día... y sí.
Adiós abuela...
( ahora, a seguir queriendo a las que quedan.. y al abuelo)


Luego, como siempre, la decepción llega.
Ya no quiero quedarme despierta con él. No sé si le quiero regalar la cafetera ya. Cómo??? si apenas hace unos días todo era felicidad???
Pues sí, así lo pudo echar a perder en 10 minutos. Y yo hablándole maravillas de él a medio mundo, para que una hora después me hablara todo mal, me colgara el teléfono y yo pudiera darme cuenta de muchas cosas. Que en 4 meses no ví. Y en 10 minutos salieron.
Again.Adiós ( creo)
Y entonces estoy doblemente triste.

Ni modo.
This too, shall pass, no?

3 comentarios:

Lilium dijo...

Mar: En momentos de pérdida lo único que puedo decirte es que te envío un abrazo con mucho cariño.

En cuanto a La Abuela, seguro que ella está mejor que nosotros ;D y que siue siendo feliz como era. Ahi el dolor es para los que se quedan y para eso nada mejor que pensar en cómo le gustaría a ella vernos. (o verlos, a quienes la conocían y querían, pues)

Y en cuanto a lo otro... créeme que yo sé como es eso de vivir la magia unos meses y luego que todo se caiga (y caiga muy muy hondo) en minutos. Para eso te envío un abrazo más fuerte aún, porque yo personalmente no conozco dolor más profundo que ese de perder la fe en alguien.

Pero eso si, ya que habías planeado lo de la cafetera pues cómprala y nos echamos el cafecito nosotras, no? jejeje

Saludos y más abrazos!

dEsoRdeN dijo...

Lo segundo es tontería, porqué tiene remedio. El día que perdí a mi abuela materna lo recuerdo como uno de los más tristes de mi vida. Pasé buena parte de la infancia con ella, era la bondad personificada, y me cuidó como nadie (quizás demasiado bien y todo). Al principio estás triste, pero con el tiempo los buenos recuerdos tapan ese dolor.
Muchos ánimos!

María del Mar dijo...

Lilium, gracias por los abrazos...
Solo falta encontrar ese pensamiento que para poder quitar la tristeza. Gracias:)
Y sí, seguro el café eh??

Desor... toda la razón, lo segundo es tontería... y se arreglará, o no. O quién sabe.
Y espero que La Abuela no duela mucho tiempo.

besooooos!