15.4.07

Aunque no quiera...




Creo que bebí mucho tinto... y ahora me siento un poco mareada y veo lo que acabo de ver cuando volteo para otro lado... jajaja pero me la pasé bien...

Semana extraña... la intensidad emocional se recuperó...

Me tuvieron que canalizar por una crisis de hipoglucemia secundaria a estrés y a no comer ( NO dejen de desayunar!! NO lo hagan!!!) pero todo salió bien finalmente...diagnóstico correcto doctora. El caso terminó en cesárea... pero no hubo sufrimiento fetal. Me la llevé a tiempo al hospital...


Cosas... qué cosas...

Mentiras...

Pasando la semana entre mensajes y mensajes... confesiones extrañas. Que no creo.

Que no quiero creer. Porque sé que no son ciertas.

Pero que de todas maneras se quedan flotando en la cabeza no? Y yo pienso, pienso... que me gusta que me digan cosas así... que finalmente, no importándome en este momento mucho... te sube el ego, no? Y eso es malo? si fuera algo que yo viera sincero, real, tendría cuidado.

Pero ya me cansé de andarles cuidando el corazón y los sentimientos a personas que no lo aprecian.

Y no sé si mi forma de actuar sea una manera extraña de cuidarme, pero no voy a ceder.

Otra vez no.

Lo siento, pero no.
(Esta es una parte de mí que no me cae tan bien... pero existe, y a veces, la tengo que sacar...)

2 comentarios:

Raquel dijo...

A veces cuesta creer. ¿el ego? yo disfrutaría el momento.
Esto quiere decir que caigo en el mismo error.
Ayer me dijeron una cosa muy bonita. Me la guardé en el bolsillo.
Para cuando quiera creer que estaba dicha desde el corazón, quedármela.

nagore dijo...

pues porque será que yo soy nada dada a creerme esas cosas bonitas que se dicen.

y es que me suelo reir por la ocurrencia que ha tenido la otra persona de soltarlo y decirmelo a mi. No de la persona en si.

Está bien puntualizar, porque se creen que me rio de ellos y no.